Foto de un escarabajo dorado en una hoja Los escarabajos dorados pueden cambiar de color.Kumaravel/Creative Commons

Por Victoria Bembibre.

La fiebre por el oro nos ha fascinado desde, al menos, el siglo XIX y en muchos países del mundo se contagió la codicia por hacerse con este preciado metal. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro y no todo lo que parece oro ¡es oro!

Entre las especies más exóticas del mundo se cuentan animales cuya piel se asemeja genuinamente a la textura y el color del oro, tanto que algunos fanáticos del metal precioso las buscan con curiosidad.

Escarabajos dorados

Los escarabajos dorados tienen un caparazón tan parecido al oro que cuesta pensar que son animales y no joyas. Son comunes en regiones de Norte América y pueden cambiar de color: pasan del increíble dorado a una coloración roja con puntos negros. Este cambio en la coloración depende del nivel de humedad bajo el caparazón.

Los escarabajos dorados son tan populares que hasta fueron incluidos en novelas de fantasía como Harry Potter. En la saga, sus personajes juegan al quidditch con una diminuta pelota de una apariencia muy similar a nuestro encantador insecto.

Arañas doradas saltarinas

Esta especie arácnida es una feroz cazadora que embosca a las presas con su agilidad e inteligencia. No se valen de telerañas para cazar y su aspecto es tan encantador como temible.

Mariposa monarca dorada

Las mariposas monarca son conocidas por sus alas de color naranja con rayas negras y puntos blancos. Sin embargo, cuando se encuentran en estado de crisálida, son envueltas por una membrana de tonos verdes y dorados que, más tarde, se vuelve transparente para dejar salir a la nueva mariposa.

Monos de pelaje dorado descansando Se cree que sólo viven alrededor de mil monos Marmoset en estado salvaje. gvgoebel/Creative Commons

Mono Marmoset dorado

El mono Marmoset dorado es uno de los monos más pequeños que existen y en mayor peligro de extinción. Se cree que sólo se conservan mil ejemplares en estado salvaje, en los bosques de Brasil, y otros 490 en cautiverio o reservas protegidas.

Esta especie se encuentra en peligro debido a la destrucción de su hábitat. Su pelaje los hace verse más grandes de lo que realmente son: rara vez alcanzan un kilogramo de peso.

Pájaro tejedor dorado

Lejos de ser una especie en peligro de extinción, el pájaro tejedor dorado cuenta con billones de miembros. Los tejedores se alimentan de semillas y viven en bandadas que construyen nidos comunitarios gigantes en las copas de los árboles para vivir como una gran familia.

Rana dorada sentada en una roca Se cree que las ranas doradas están entre los vertebrados más venenosos. BFS Man/Creative Commons

Rana dorada venenosa

Existen distintas especies de ranas doradas y se cree que están entre los vertebrados más venenosos del mundo.

Su veneno es tan poderoso que 10 miligramos de sustancia concentrada podrían acabar con diez mil ratones, hasta 20 humanos y dos elefantes.

Serpiente dorada

Las serpientes doradas tienen una razón para su lujoso color y es la capacidad de mimetizarse. Al vivir en ambientes desérticos, este color les permite confundirse con el suelo y la vegetación, así como también cazar con mayor facilidad a sus presas.

¿Qué especie te pareció más sorprendente?

Si deseas conocer más sobre la extracción del oro y sus efectos en el mundo, no te pierdas la nueva serie original Oro Salvaje, por Discovery.